La belleza no tiene tamaño

El Body Positive es un movimiento a nivel mundial que brega porque las mujeres aceptemos, amemos y mostremos con orgullo nuestro cuerpo, tal cual es. Sin importar el peso, la estatura, las marcas ni cicatrices. Todas somos hermosas. Todas podemos ponernos lo que nos haga sentir hermosas. Y aunque somos realistas y sabemos que no siempre es posible, que hay días que nos sentimos el patito feo, debemos actuar de manera colectiva para influir en la sociedad, creando leyes como la ley de talles, o participando de distintos movimientos XL para que este concepto se extienda a nivel social y cultural, y podamos luchar contra la discriminación, el bullyng y los trastornos alimentarios.

Nuestro país no está al margen de esta realidad. En Argentina hay muchas referentes del movimiento feminista que se ponen al frente de la lucha por la aceptación de la diversidad de cuerpos. Y el mundo de la moda local no se mantiene al margen tampoco.

En nuestro país existen varias modelos plus size que demuestran que la belleza no tiene talle. Conozcamos a algunas de ellas:

Mar Tarres

Es una humorista salteña viviendo en Córdoba, que no solo se dedica al modelaje, sino que además ha creado su propia marca de ropa, donde se pueden encontrar todas las prendas en todos los talles, desde el xs al xxxl. Mariana, además es muy activa en redes sociales, donde hasta ha organizado “gordazos” (se juntan un grupo de personas con sobrepeso a protestar) en distintos boliches de la provincia de Córdoba que han sido denunciados por discriminación al no dejar entrar a sus locales a estas personas.

“Eso que dicen, que la gorda no se puede vestir como la flaca, es una mentira. Derribamos todos los mitos, por qué una gordita no se podía poner un short o un jean todo roto, o pantalones blancos o bikinis. No podemos vivir estructurados con la tendencia de la moda que dijo tal diseñador, ‘basta de querer encajar en las tendencias, la felicidad no está ahí’” 

Brenda Mato

Es mendocina, actriz y bailarina, llegó al mundo de la moda casi por casualidad y hoy no solo es parte del staff de la Agencia Plus Model Argentina, sino que además es una gran referente de la ONG AnyBody Argentina, la cual es la impulsora de la ley de talles de nuestro país.

Y aunque Brenda trabaja muchísimo, es bastante crítica de la industria de la moda:  “No todo es tan real. Una vez me pasó en un campaña de jeans que miraba la imagen y no entendía, hasta que me miré y me di cuenta de que me habían eliminado los rollitos de la panza. Yo de perfil tengo pancita. Por eso creo que la imagen vendida de los cuerpos plus, no es real”

Camila Docampo

Es rosarina, actriz y cantante. A los 21 años, sucumbiendo a las presiones del mundo de la danza se sometió a un by pass gástrico, pero al poco tiempo volvió a subir todos los kilos que había perdido.Unos años después llegó el modelaje y se reconcilió con su cuerpo: “Mucho tiempo se usó la palabra “modelo real”, pero yo estoy un poco en contra porque reales somos todos. Cada uno es real en su propia esencia. Por eso el término “real” es el único que no me parece apropiado.”

Victoria Carambat

Como varias de las modelos anteriormente presentadas, Vicky también es actriz y cantante. En 2008 fue finalista del realitty “Yo quiero ser la protagonista de Hairspray” , sin embargo, como muchas de sus colegas, llegó de casualidad a las pasarelas, y este trabajo le cambió la vida. Sin embargo comenta: “Hay campañas que exponen modelos de 70 kilos como gorditas. ¡Ese es un cuerpo normal! ¡La Coca Sarli era así!”