Para gustos, los colores

¿Te encantan usar colores y estampados y no sabes cómo combinarlos? 

No te preocupes, no es tan difícil como parece.

Para empezar lo que tenés que tener en cuenta es que cualquier prenda de color fuerte o estampada, combinada con otras de colores neutros (negro, blanco, gris, jean) quedan bien.

También hay ciertos estampados que son tan clásicos (animal print leopardo, cuadritos vichy, camuflado verde) que combinados entre sí o con prendas de colores neutros, también quedan divinos.

Y si te encanta vestirte monocromática, es decir todas las prendas de un mismo color, la clave para que quede divino y no se vea como un uniforme, es que las prendas sean del mismo color pero con una ligera variación en la tonalidad (es decir algunos más claros u oscuros que otros)

Pero si sos de las que van por todo y quieren mucho color en su vida, no te preocupes porque la clave está en tomar como referencia el círculo cromático de colores, y elegir dos colores que estén contrapuestos dentro de este círculo. Por ejemplo: el violeta y el amarillo, el verde y el naranja, el rojo y el azul. Obviamente que estos en sus distintas tonalidades: pasteles, oscuros o vivos.

Por último cuando queres combinar una prenda con un estampado muy potente (los florales o los cuadrilles por ejemplo) lo podés hacer de dos maneras: lo combinas con colores neutros o te ponés una prenda de uno de los colores que están dentro del estampado. Por ejemplo usas una pollera negra con flores violetas, naranjas, verdes y amarillas, ponete una remera negra o en alguno de los colores de las flores: violetas, verdes, amarillo o naranja.

Acá te dejo un par de ejemplos para que te sirvan de inspiración. 

Y acordate que la regla es que no hay reglas, si te gusta, usalo